Scroll to top

Los 10 Mandamientos de la Jubilación


FIDEVAL - 31 agosto, 2018 - 0 comentarios

Estamos frente a un problema en cuanto a la jubilación. Seguro social, seguro médico, ahorros en el banco… La gran mayoría de nosotros no estamos ahorrando lo suficiente. Es muy posible que nos falte el conocimiento necesario para retirarnos bien.

Estos son los 10 mandamientos que recomendamos para una jubilación ideal:

  • Si tu estilo de vida antes de jubilarte es un estilo que podrás sostener al dejar de trabajar, entonces vas en buen camino. Caso contrario, sentirás un cambio importante.
  • Recuerda que el Seguro Social representa el % de tu ingreso pre-jubilación. Una vez retirado, querrás la mayor cantidad de fuentes de ingreso, y el Seguro Social puede ser uno de los más constantes. Pero no dejes de tomar en cuenta que será uno de los menores ingresos.
  • Arma un plan financiero y de bienes para tu pareja y todos quienes dependan de ti financieramente. Ingresos anuales, ingresos por inversiones y seguro de vida son algunos de los elementos a incluir en el plan.
  • No dejes de lado esos aspectos que no están ligado con lo financiero. Si piensas en mudarte, planifícalo con anticipación. Además, toma en cuenta que los momentos de ocio también cuestan.
  • Pon atención a cualquier comunicación emitida por el Seguro, Seguro médico o tu empleador. Lo que no conoces te puede perjudicar. Es importante cumplir con fechas y plazos.
  • Pon al ahorro para la jubilación adelante del resto de objetivos, como viajes o una casa vacacional. Tienes una sola oportunidad para planificarlo correctamente.
  • Ahorra lo que más puedas, lo más pronto que puedas. Deja que el dinero trabaje para ti desde el inicio de tu carrera. A pesar de que con el paso del tiempo ahorres menos por gastos como educación, vivienda, etc., el ahorrar desde el inicio te preparará mejor para estos momentos.
  • Tomar en cuenta el pago de impuestos y el hecho de que probablemente estos, con el tiempo, aumenten.
  • El seguro médico es sumamente importante. Tómalo en cuenta siempre como un gasto fijo. A pesar de que las primas son altas, es un servicio que no podemos descuidar.
  • Invierte de manera que puedas tener varios flujos de ingreso distintos. A la final, retirarse no es tan distinto que trabajar; sigues necesitando un ingreso continuo. Asesórate con un experto para manejar tus inversiones.